jueves, 29 de enero de 2015

Amnistía denuncia deportación 30 niños nacidos de madres haitianas RD.

Santo Domingo, (EFE).- Amnistía Internacional (AI) denunció hoy la deportación de 51 personas desde República Dominicana a Haití, entre las que se encuentran treinta niños nacidos en el país y sus madres, además de otros catorce adultos.
Según la entidad, que teme la deportación masiva de más inmigrantes de origen haitiano, en la mañana del martes dos microbuses transportaron a treinta niños de entre siete y trece años, todo ellos nacidos en República Dominicana, acompañados por algunas de sus madres.
En concreto la nota, difundida en la capital dominicana, habla de siete mujeres haitianas adultas y de otros catorce inmigrantes que viajaron, acompañados por religiosos, hasta San Juan de la Maguana, al suroeste del país.
“A raíz de una sentencia emitida por el Tribunal Constitucional en 2013, decenas de miles de personas, descendientes de extranjeros, quedaron apátridas”, apuntan desde Amnistía Internacional.
Esa circunstancia, señalan, “llevó a las madres a intentar inscribir a sus hijos en un registro creado por el Gobierno dominicano en mayo de 2014, y destinado a regularizar la situación de niños nacidos de mujeres inmigrantes irregulares.”
Amnistía Internacional también indica en el comunicado que “los otros catorce inmigrantes deseaban ingresar en el Plan Nacional de Regularización de Extranjeros, implantado en 2013 para los inmigrantes indocumentados que viven en la República Dominicana.”
Sin embargo “unos veinte kilómetros antes de llegar a San Juan de la Maguana, donde están las oficinas que realizan el proceso de inscripción para la regularización de inmigrantes, los vehículos fueron detenidos en un control militar.”
Allí, “los oficiales denegaron al grupo el acceso a la ciudad por el hecho de ser inmigrantes indocumentados, y les indicaron a los religiosos que les acompañaban que debían obtener un pase en la oficina de la Dirección de Migración en Elias Piña, cerca de la frontera haitiano-dominicana.
Una vez llegaron al lugar indicado, “fueron detenidos y acusados de ser ilegales, y ordenaron su inmediata deportación a Haití, sin darles siquiera la oportunidad de un examen individual de cada caso, y tener así la posibilidad de impugnar la legalidad de su detención o apelar la decisión.”
Tras su arresto, el Ministerio de Interior dominicano “autorizó que el grupo volviera a entrar en el país, pero en la mañana de hoy aún permanecen en territorio haitiano”, asegura la nota, donde se destaca la “especial situación de vulnerabilidad de los niños, ya que no son ciudadanos haitianos, sino que siguen siendo apátridas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario