sábado, 17 de enero de 2015

Dejan en calidad de custodia en sede PN a pareja denunció pagaba peaje a miembros DICAN, DICRIM y DNCD .

SANTO DOMINGO, RD.- Crisania Soriano y Éngel santana, la pareja que denunció a las dotaciones de la Policía Nacional y de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) en Hato Mayor tras ser entrevistada ayer por más de dos horas por el jefe policial, mayor general Manuel Castro Castillo, quedaron en calidad de custodia en la sede de la Policía, como forma de resguardar su integridad física.
Castro Castillo dispuso una investigación que se iniciará este sábado, tras la denuncia que hiciera Soriano a través de un programa de televisión en el que reveló que ella traficaba con droga y que les pagaba RD$100 mil semanal a las autoridades encargadas de combatir el narcotráfico en la zona.
La pareja fue trasladada por ante el jefe de la uniformada por Rafael Ureña, vicepresidente nacional de los Derechos Humanos.
El vocero de la institución, coronel Jacobo Moquete, dijo que ambos fueron dejados bajo custodia de la uniformada, porque lo consideran parte clave de la investigación.
Soriano dijo que tuvieron que abandonar la vivienda donde residía con su esposo luego de la denuncia, y se alojó en otro lugar por asuntos de seguridad.
Los agentes de la DNCD, el Departamento de Investigaciones Criminales de la Policía (DICRIM) y la Dirección Central Antinarcóticos (DICAN) apostados en esa provincia se encuentran detenidos.
Previo a la reunión en la sede de la PN con el vocero policial, Jacobo Moquete, Crisania Soriano dijo este viernes que sentía temor por su vida y reiteró que “querían arrancarle la cabeza”, por lo que pidió a las autoridades que le preservaran la vida a ella y a su familia.  
Soriano pidió que le cambiaran la firma y visita periódica que le dictaron como medida de coerción hacia San Pedro de Macorís, ya que asegura que el fiscal que supuestamente la delató con los agentes que  presuntamente la extorsionaban, ha emprendido una persecución en su contra.  
La confesa distribuidora de drogas, dijo que los miembros de DICAN, DNCD y DICRIM le cobraban peaje para permitirle sus actividades ilícitas, pero que “hay un fiscal que la tiene en zozobra, y que al decidir retirarse procedió a denunciarlos para cuidar su vida”.
Acusa específicamente al fiscal “Winter Rodríguez”, de Hato Mayor, quien dice la persigue y que cuando fue a denunciar ante él  lo que estaba pasando con los policías corruptos, éste la delató. 
La joven reiteró estas declaraciones en llamada telefónica al Gobierno de la Tarde de la Z101 FM, mientras iba en compañía de Rafael Ureña, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, a reunirse con el vocero de la Policía Nacional, Jacobo Moquete. 

Autor: Adelaida Martínez R./Elnuevodiario.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario