miércoles, 22 de julio de 2015

Mujer negra que murió en su celda fue víctima del “ego” de un policía, dice la familia.

CHICAGO,  (AFP) – La mujer negra que murió en una cárcel de Texas en circunstancias sospechosas estaba ahí porque hirió el “ego” de un policía con exceso de celo, denunció este miércoles su familia.
Sandra Bland, de 28 años, fue hallada ahorcada en su celda, tres días después de haber sido detenida por un policía por no haber encendido la luz de giro de su automóvil para cambiar de carril y discutir con el oficial.
Su familia se opone a la conclusión de que Bland se suicidio, insistiendo en que estaba contenta de empezar un nuevo trabajo y no tenía ninguna razón para matarse.
Un fiscal local coincidió en que la muerte de Sandra Bland el 13 de julio es sospechosa y abrió una investigación por asesinato para responder a las demandas.
La hermana de Bland, Sharon Cooper dijo estar disgustada con un video difundido el martes que muestra cuando el oficial enojado le ordena salir del auto, mientras ella protesta por ser detenida y el policía la amenaza con su pistola Taser.
“Simplemente siento que el oficial se la agarró con ella. Apuntó al blanco y punto. Personalmente siento que fue malvado”, dijo Cooper a los periodistas, agregando que el policía se enojó con su hermana porque “hirió su ego”.
La joven fallecida era militante del movimiento “BlackLivesMatter”, nacido durante la ola de manifestaciones callejeras que estalló especialmente tras la muerte de un joven negro a manos de un policía blanco en Ferguson (Misuri).
“Sandy era una activista social. Las activistas sociales no se suicidan, particularmente en la cárcel. Simplemente no tiene sentido”, dijo el abogado de la familia Cannon Lambert.
El oficial, que es blanco, ha sido suspendido a nivel administrativo y una investigación inicial concluyó que violó las “políticas de cortesía” del departamento y los procedimientos sobre detenciones de tráfico.
El funeral de Sandra Bland se realizará el sábado en los suburbios de Chicago.
Bland es la última de una serie de afroestadounidenses muertos a raíz de una confrontación con agentes policiales, tras el sonado caso de Michael Brown, el adolescente que murió en agosto del año pasado en Ferguson, Misuri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario