jueves, 8 de septiembre de 2011

Alto Manhattan más seguro que el ‘downtown’.

Zaira Cortés/EDLP

NUEVA YORK — Los vecindarios de Inwood y Washington Heights están entre los más seguros de Manhattan, según un informe publicado ayer por el website de noticias DNAinfo.

De acuerdo con el análisis de estadísticas delictivas de la Policía de Nueva York, solo el Upper East and West Side son más seguros que las dos comunidades del norte Manhattan.

En Inwood el crimen disminuyó en un 83% desde 1993.

Entre los años 2009 y 2010, vecindarios del bajo Manhattan, antes considerados más seguros que el Alto Manhattan, vieron históricos aumentos en los reportes de violaciones, asesinatos y robos, indica el informe.

Pese a las alentadoras estadísticas, funcionarios electos dijeron estar preocupados por la inseguridad en las calles del Norte de Manhattan. Temen que el paso de violencia regrese al área tras la muerte de John Collado, un residente de Inwood quien fue baleado por un detective del NYPD en la mañana de ayer.

El concejal Ydanis Rodríguez pidió al comisionado Kelly rapidez en la investigación y destacó que el homicidio es una muestra del historial de violencia en el Norte de Manhattan.

Rodríguez dijo que es necesario reforzar la relación entre la comunidad y el NYPD para acabar con la inseguridad en el área.

Por su lado, el senador Adriano Espaillat, dijo que el incidente de ayer es un recordatorio de los días en que Washington Heights padecía tráfico de drogas y altos índices de criminalidad.

Espaillat subrayó que en dos años, el Norte de Manhattan perdió 50 policías. A pesar del análisis, el Senador lamentó que la inseguridad este volviendo a las calles.

Residentes de Washington Heights dijeron que el área es más segura en comparación con años anteriores.

Carlos Carvajal, propietario de una paquetería en Washington Heights, sin embargo, dijo que en años anteriores era muy peligroso caminar en las calles porque había muchas pandillas. "Los robos eran algo común, inclusive en las estaciones de tren. Ahora la situación ha mejorado mucho".

Martha Román, un comerciante del área, dijo que la zona es muy tranquila. "Yo nunca he tenido ningún incidente en mi negocio. La mayoría de residentes somos latinos y nos sentimos muy seguros. Es una buena área para vivir".

Los robos eran algo común, inclusive en las estaciones de tren. Ahora la situación ha mejorado mucho".

No hay comentarios:

Publicar un comentario