miércoles, 28 de septiembre de 2011

Embajador EE.UU. deplora atropellos a dominicanos.

Por Oscar Quezada/Elcaribe.com

El embajador de EE.UU. condenó ayer los atropellos denunciados por dominicanos residentes en Puerto Rico, y consideró que tras el informe del Departamento de Justicia se debe continuar vigilantes para evitar que se repitan.

“El Departamento de Justicia (de los Estados Unidos) ha hecho una investigación, un análisis y hallado esos datos, y hay que darle seguimiento, de que se cumpla con la ley y no haya discriminaciones”, expuso Raúl Yzaguirre.

Recordó que el respeto a los derechos civiles está consagrado en la Constitución de los Estados Unidos y abarca por igual a todas las minorías.

El diplomático dijo que Estados Unidos condena cualquier acción o expresión de prejuicios, no importa si éstos se dan en contra de una minoría o de un hispano contra sus iguales.

“El reto de nosotros es de ser un país donde todo individuo se trata como individuo, no como parte de un grupo; que no haya discriminación a través de razas, religiones o de otra cosa”, sostuvo Yzaguirre.

Los comentarios del diplomático estadounidense aluden al informe que hace algunas semanas hizo público el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, donde acusa a la Policía de Puerto Rico de violentar los derechos fundamentales de los ciudadanos, incluida la comunidad dominicana residente en ese país.

La semana pasada, activistas de los derechos humanos de Puerto Rico y dominicanos radicados en la vecina isla se reunieron para analizar el plan de lucha a seguir, luego del informe difundido por el gobierno de los Estados Unidos.

Acordaron seguir adelante en la defensa de los derechos fundamentales de los boricuas y criollos.

“Estaremos alerta contra cualquier represalia. En los próximos día convocaremos a la segunda marcha contra la brutalidad policial y a un piquete contra el consulado dominicano”, dijo a El Caribe José Rodríguez, portavoz del Comité Dominicano de los Derechos Humanos en Puerto Rico, organización que recibió en la vecina isla a la comisión del Departamento de Justicia que tuvo a cargo la redacción del informe.

La misión estadounidense la integran Luis Saucedo, Sergio Pérez, Sarah López y Reinaldo Rivera.

Estudian estrategias

Mientras los representantes de los derechos humanos en Puerto Rico se reunieron para diseñar estrategias de combate al discrimen, el cónsul dominicano en San Juan, Máximo Taveras, sostuvo un encuentro el pasado lunes con funcionarios de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Un despacho de prensa divulgado por el Consulado dominicano explica que el objetivo de esa reunión era “analizar estrategias que eviten la vulneración de los derechos civiles” de la comunidad dominicana en Puerto Rico”.

El Comité Dominicano de los Derechos Humanos en la isla acusa a Taveras de ser permisivo frente a los atropellos que denuncian los criollos, y de fungir como vocero del gobierno boricua. El cónsul dominicano es acompañado en las reuniones por el ingeniero Francisco Ramírez, de Alianza Dominicana en Puerto Rico, y José Mercedes, del Club Dominicanos Unidos, entre otros representantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario