jueves, 15 de septiembre de 2011

PN dice le matan 51 agentes en 10 meses .

Por Arisleidy Cáceres/Elcaribe.com

La muerte de 51 agentes policiales a manos de la delincuencia, desde septiembre de 2010 a julio de este año, ha dejado a más de cien niños huérfanos, según dijo la Asociación de Esposas de Oficiales de la institución del orden.

De acuerdo a la entidad, que ayer dio apertura al programa “Extiendo mis manos”, 217 oficiales y alistados de la Policía han resultado heridos en unos 95 asaltos y en conflictos que se generan en el ámbito social.

Teresa Welosky, esposa del subjefe de la institución, general Víctor Campusano, dijo que la orfandad entre las familias de los policías se ha convertido en una de las graves consecuencias que ha dejado “el azote de la delincuencia y la criminalidad en República Dominicana”.

En ese sentido, dijo que el programa “Extiendo mis manos” protege y atiende a las familias de los oficiales y miembros de la institución que han caído en el cumplimiento de su deber.

Explicó que el programa cuenta con 24 familias afiliadas, las cuales reciben como beneficio raciones alimenticias distribuidas mensualmente, atención médica y otras necesidades.

La entidad también lleva a cabo otros programas, como “Otra oportunidad en silla de ruedas”, donde se presta asistencia a los agentes que han resultado con lesiones permanentes en el ejercicio de sus funciones.

Ayer, durante un acto auspiciado por la Asociación de Esposas de Oficiales de la Policía, la entidad hizo entrega de 85 sillas de ruedas, tres muletas, cuatro bastones y una faja lumbar, donados por el gobierno de Taiwán, a oficiales que resultaron con lesiones permanentes o presentan minusvalías al ser heridos en actuaciones propias de sus funciones.

“Me han devuelto la vida. No estoy sola”, fue la expresión de la señora Kenia Hernández, esposa del sargento Willy Méndez, quien murió durante un enfrentamiento a tiros con alegados delincuentes en el sector Los Mameyes, en un hecho ocurrido hace alrededor de un mes.

La sargento mayor Solana Mejía, esposa del sargento pensionado Héctor Ovalles, herido en la boca cuando frustró un atraco, también expresó palabras de agradecimiento hacia la entidad que promueve asistencia a los policías minusválidos.

Mientras, el vocero de la institución, coronel Máximo Báez Aybar, dijo que la Policía continuará enfrentando la delincuencia aun a riesgo de que sus miembros expongan sus vidas.

Panteón de la policía

La Asociación de Esposas de Oficiales de la Policía Nacional informó que trabaja en la construcción del primer Panteón de la Policía en el cementerio nacional de la avenida Máximo Gómez, donde serán sepultados los oficiales y agentes que con sus vidas han puesto en alto la dignidad y el uniforme de la institución.

Teresa Welosky, presidenta de la entidad, dijo que la institución del orden no desamparará a los familiares de los oficiales y alistados que han caído abatidos a tiros durante acciones delincuenciales.

Destacó que el mejor tributo que puede hacerle la asociación a esas familias es ayudarles en todo cuanto sea posible, sobre todo a los niños huérfanos, a fin de que puedan en el mañana ser hombres de bien y seguir el ejemplo de sus padres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario