lunes, 10 de octubre de 2011

El Desfile de la Hispanidad desborda la Quinta Avenida


La República Dominicana llevó a sus coloridos diablos cojuelos con sus gigantescos cuernos y el contagioso merengue.

NUEVA YORK.- Los países latinoamericanos celebraron este domingo el 519 aniversario del descubrimiento de América con el tradicional Desfile de la Hispanidad con el que cada año se toman la famosa Quinta Avenida de Nueva York para mostrar con orgullo su música, alegres bailes, sus coloridos vestuarios y tradiciones.

Música de España, Cumbias, Cueca, Morenadas, merengue, bachata, salsa, sin dejar de lado el reguetón, se escucharon a lo largo de la avenida, donde público de diversos países acudió con su familia, y hasta con mascotas, para mostrar sus banderas y disfrutar del evento, en el que marcharon unas 9,000 personas, según su presidente, el guatemalteco Edgardo Alonzo.

España, por ser el país que descubrió y colonizó América, preside cada año el desfile, que en su 46 edición contó con la asistencia por primera vez de representantes de la Guardia Civil de ese país con sus uniformes verdes y el característico tricornio.

También hubo oficiales de la policía municipal y nacional, acompañados por familiares que viajaron desde Madrid, Barcelona, Lérida, Valencia, Castellón e Islas Canarias.

"Nos ha sorprendido la acogida tan emotiva. Es un honor que España presida" este certamen, dijo a Efe el subteniente José Martín, de la Guardia Civil.

Entre el grupo estuvieron también el subinspector de la Policía local de Telde en Gran Canaria, Juan Antonio Batista.

Este año el evento, que tuvo como mariscales a Roberto y Peter Unanue, presidente y vicepresidente de la empresa de alimentos Goya, se realizó bajo el lema de "no a la violencia doméstica" y tuvo como madrina a la directora de la oficina Contra la Violencia Doméstica de la Alcaldía de Nueva York, la colombiana Yolanda Jiménez.

"La idea es que la comunidad latina diga 'basta' a la violencia doméstica y se una para combatirla. Si alguien es víctima que sepa que no está solo, que hay ayuda", indicó a Efe Jiménez.

El desfile comenzó al mediodía bajo un soleado y fresco día de otoño, con los miembros del comité organizador y el cónsul español Fernando Villalonga seguidos por el resto de los cónsules latinoamericanos y, a pasos de éstos, los tradicionales gaiteros.

La primera parada fue en la catedral de San Patricio para saludar a las autoridades eclesiásticas, representadas por monseñor David Arias.

El Centro Español y la Casa Galicia de Nueva York fueron los primeros en tomarse la Quinta Avenida y a su paso algunos del público les recibieron con un "Olé".

"Viva México y el resto de los países latinoamericanos", "Viva Perú", "Viva Ecuador", "Viva Santo Domingo", gritaban también los latinos, que se conglomeraron a lo largo de la avenida y no perdieron ocasión para tomar fotos, vídeos, aplaudir y gritar al paso de sus respectivos países.

El turno siguiente fue para Argentina, que desfiló al ritmo de la Chacarera, seguido por Bolivia, encabezado por su patrona, la Virgen de Copacabana, sin que faltara también la Virgen de Urqupiña o Urkupiña.

Bolivia es cada año la delegación más grande y colorida de este desfile, donde neoyorquinos y turistas disfrutan de un evento que muestra la fusión en cada país de la herencia española con los pueblos indígenas y esclavos.

Una veintena de grupos bolivianos recorrieron la avenida mostrando diversos bailes como el Tinkus, Morenada y Tobas, así como personajes de su folclor, entre ellos "la curandera", "los caporales" "diablos" o el rey moreno "Achy".

De Chile se escuchó la Cueca, de Colombia su Cumbia sin olvidar las tradicionales "chivas", como llaman a algunos vehículos que les transportan de los campos a la ciudad, la República Dominicana llevó a sus coloridos diablos cojuelos con sus gigantescos cuernos y el contagioso merengue.

"Es importante que celebremos este evento porque Nueva York es la ventana más grande para mostrar lo mejor del folclor, la cultura y costumbres de nuestros países, y ya que mucha gente no puede regresar al suyo, por motivos que sabemos, es una forma de llevarles un poco lo que han dejado atrás", indicó a Efe el presidente del desfile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario