viernes, 14 de octubre de 2011

Muere fundadora del grupo cubano Damas de Blanco


LA HABANA (AP) — Disidentes cubanos informaron que la fundadora del opositor grupo Damas de Blanco, Laura Pollán, falleció el viernes por la tarde tras pasar una semana en terapia intensiva.

"Por ahora, lo único que sabemos es que tuvo un paro (cardio-respiratorio) y no salió", dijo a la AP Elizardo Sánchez, presidente de la no gubernamental Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

Sánchez indicó que los médicos establecieron la hora de defunción a las 7.50 de la tarde. "Ahora estamos en el proceso de saber si habrá autopsia o no", agregó.

Paralelamente, Bertha Soler, correligionaria de Pollán, confirmó el deceso de la mujer en el Hospital Calixto García de esta capital, donde permanecía afectada por una insuficiencia respiratoria de origen viral desde el pasado 7 de octubre.

Por la tarde del viernes, la hija de Pollán, Laura Labrada, había informado a la AP que se le realizó a su madre una traqueotomía para facilitarle la respiración y estaba muy preocupada por la situación.

Labrada especificó que Pollán fue afectad, en conjunto, por el dengue y por un virus respiratorio sincitial, este último muy agresivo y responsable de la crisis respiratoria.

Pollán creó en 2003 junto a algunas esposas y familiares de 75 disidentes encarcelados un grupo de mujeres que realizaron actividades para lograr la liberación de los presos.

Sus maridos —el disidente Héctor Maseda, en el caso de Pollán— fueron condenados a penas de hasta 25 años de prisión acusados ante los tribunales de recibir dinero u orientaciones de Estados Unidos y grupos de interés para destruir a la revolución.

El gobierno los calificó sistemáticamente de "mercenarios".

Durante años, "Las Damas" marcharon los domingos —algunas lo siguen haciendo— unas cuadras a lo largo de la 5ta Avenida, frente la Iglesia de Santa Rita, según la tradición católica patrona de los causas difíciles.

Vestidas de blanco —de donde viene su nombre_, con gladiolos en las manos reclamaban la liberación de sus esposos o se reunían en la vivienda de Pollán, y en algunas ocasiones fueron interceptadas por grupos progubernamentales que les gritaron consignas revolucionarias o las insultaron.

En 2010, un acuerdo entre la iglesia y el gobierno logró la excarcelación de una cincuentena de presos, incluido Maseda, que todavía permanecían encerrados, pues a lo largo de los años desde 2003 algunos habían salido por motivos de salud.

No hay comentarios:

Publicar un comentario