domingo, 28 de agosto de 2011

Parte de red de autobuses de Nueva York empieza a operar tras paso de "Irene" .

EFE
Nueva York

El sistema de autobuses públicos de Nueva York empezó a funcionar parcialmente hoy después del paso del huracán "Irene" por la Gran Manzana convertido en tormenta tropical, aunque las autoridades de la ciudad no pueden detallar por el momento cuándo restaurarán el servicio del metro y los trenes.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA, por su sigla en inglés) reinició a las 20.30 GMT de este domingo el servicio en algunas de sus líneas en Manhattan y el Bronx, y anunció que, a medida que avance más la jornada, empezarán a funcionar algunas de las rutas de los barrios de Queens y Brooklyn.

Por el momento, las condiciones meteorológicas -con marcadas rachas de viento en distintos puntos de la ciudad- y la persistencia de las inundaciones en ciertas zonas, no permiten que el servicio de autobús se restaure en Staten Island, según informa la MTA en su página web.

"Los autobuses y los conductores se mueven hasta sus posiciones para restaurar el servicio tan rápido como sea posible, evitando calles inundadas y los árboles que han quedado en las vías en muchas zonas de la ciudad", señalaron los responsables de la entidad metropolitana.

La MTA suspendió totalmente el sábado el servicio de autobuses, metro y trenes como medida preventiva ante la llegada de "Irene", y una vez que lo peor de la tormenta ha pasado trata de evaluar los efectos que ha tenido sobre el sistema para ver cuándo podrán los neoyorquinos usar de nuevo el transporte público.

"Vamos tan rápido como podemos para restaurar el servicio mientras aseguramos la seguridad de nuestros clientes, empleados y equipos", informaron los responsables de la MTA en su web, donde aseguraron que "la hora de restaurar el servicio se decidirá tras evaluar las condiciones y en colaboración con el alcalde y el gobernador de Nueva York.

La MTA tiene ahora mismo a centenares de operarios repartidos en sus dependencias y por el sistema del suburbano para evaluar los impactos en el sistema del huracán "Irene", entre los que destacan "la inundación de vías y otras instalaciones, y la caída de árboles y apagones en toda la región".

Esos operarios recorren a pie el sistema del metro, donde se han desplazado algunos trenes con bombas para dragar los lugares inundados y donde se comprueba a mano el funcionamiento del sistema de vías y señalización, así como la fortaleza de las numerosas estructuras elevadas por las que en ocasiones circulan los trenes.

La entidad señaló, además, que los problemas con el sistema de autobuses es que algunas de las cocheras donde se guardan los vehículos, que fueron vaciadas con antelación pero que sirven como punto de partida de las rutas, han quedado inundadas.

El servicio de trenes a Long Island, el conocido como Long Island Rail Road, sigue interrumpido debido a los numerosos árboles que han caído a las vías y a la persistencia de las fuertes rachas de viento, por lo que ni siquiera han desplegado operarios.

El otro servicio de trenes de cercanías, que van a condados del norte de Nueva York y Connecticut también sigue sin funcionar debido "a grandes inundaciones en muchos puntos de todas las líneas y ante el desprendimiento de tierra en la línea que sigue el curso del río Hudson", según la MTA.

Sin embargo, las autoridades informaron de que el Port Authority Trans-Hudson (PATH), un tren que atraviesa el río Hudson para conectar la ciudad de Nueva York con el estado de Nueva Jersey, comenzará a funcionar a las 08:00 GMT del lunes.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, recomendó hoy paciencia a los neoyorquinos de cara a la problemática mañana que se espera este lunes e incluso recomendó a quien tenga que llegar a su puesto de trabajo que comparta taxis con otros conciudadanos.

"Irene" tocó tierra este domingo en la mañana en el barrio neoyorquino de Coney Island, pero pasó por la ciudad debilitado ya a tormenta tropical, lo que no evitó que provocara numerosas inundaciones, algo que se ha reproducido en otros puntos del estado, especialmente en Long Island, una de las zonas más afectadas por un temporal que ha dejado sin luz a casi un millón de usuarios en todo Nueva York, según datos estatales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario