viernes, 16 de diciembre de 2011

EE.UU. transfiere al último prisionero bajo su custodia al Gobierno iraquí .


Washington, (EFE).- Estados Unidos transfirió hoy a Ali Musa Daqduq, el último prisionero bajo su custodia en Irak, a la Policía de este país, en el marco de una polémica concesión a las autoridades iraquíes. Daqduq, de origen libanés, está acusado de orquestar un ataque de militantes chiíes en enero de 2007 que causó la muerte a cinco soldados estadounidenses.

El Gobierno iraquí insistió en que, bajo sus leyes, Daqduq debía permanecer bajo custodia iraquí. Por ahora, no está claro si el Gobierno de Estados Unidos pedirá la extradición de Daqduq o si permitirá que, en última instancia, el prisionero sea enjuiciado a través del sistema judicial iraquí. El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, Tommy Vietor, confirmó hoy la transferencia de Daqduq a la custodia del Gobierno iraquí.

"Debido a las preocupaciones del presidente (Barack Obama) sobre los crímenes que Daqduq presuntamente cometió, exploramos una amplia gama de opciones de acuerdo con las leyes estadounidenses e iraquíes para permitir su traslado a un tribunal militar estadounidense", explicó Vietor.

"Lo hicimos porque pensamos que ésa era la forma más rápida posible de llevarlo ante la Justicia. Continuamos discutiendo este caso con los iraquíes y, esta mañana, (Daqduq) fue trasladado a la custodia iraquí", señaló el portavoz del NSC. Vietor añadió que el Gobierno de EE.UU. se toma "muy en serio" este caso, y por esa razón, consiguió garantías de que Daqduq "será enjuiciado por sus crímenes". "Trabajamos este caso en los más altos niveles de los Gobiernos de EE.UU. e Irak, y continuamos discutiendo con los iraquíes la mejor manera de garantizar que (Daqduq) afronta la Justicia", puntualizó Vietor en un correo electrónico.

La decisión ha suscitado críticas de algunos líderes republicanos, que pedían que Daqduq fuese trasladado a la base naval de Estados Unidos en Guantánamo (Cuba), para que fuese enjuiciado ante un tribunal militar.

Pero esa opción tenía escasas posibilidades, ya que, según fuentes allegadas a las negociaciones, el Gobierno iraquí no la hubiese aceptado y, de todas maneras, el cierre del centro de detenciones en Guantánamo sigue siendo una prioridad de la Administración Obama. Otra preocupación es que varios de los combatientes detenidos y entregados a las autoridades iraquíes han sido absueltos de cargos o han sido dejados en libertad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario