martes, 20 de diciembre de 2011

Primera dama recibe con regocijo a las ex siamesas en el aeropuerto


Escrito por: Diógenes Tejada (hoy.com.do)

AEROPUERTO LAS AMÉRICAS.- La primera dama de la República Dominicana definió como “un regalo de Dios y una bendición para el país”, el regreso este martes de las siamesas María Teresa y Teresa María Tapia Sanatis, en perfecto estado de salud.

"El regreso al país de estas dos princesas ya separadas, es una bendición de Dios y un regalo de navidad para el país”, expresó Margarita Cedeño de Fernández, sosteniendo entre sus brazos a una de las niñas.

La doctora Fernández se trasladó al Aeropuerto de Las Américas esta tarde a recibir a las hermanas siamesas, quienes regresaron al país a las 5:00 de la tarde, en el vuelo 783 de American Airlines, acompañadas de su madre Lisandra Sanatis y una tía, María Valdez.

Con gran emoción, la primera dama mostró satisfacción y agradecimiento a Dios por la vida de las ex siamesas, María Teresa y Teresa María, luego de su separación en un hospital de EE.UU.

Las niñas dominicanas viajaron en el mes de Agosto a Estados Unidos, y el ocho de noviembre fueron separadas por un equipo de médicos, cuya operación duró más de 24 horas. En todo el proceso participaron al menos 45 médicos.

Todos los gastos médicos y traslado de las niñas y su madre Lisandra Sanatis, fueron cubiertos por el despacho de la Primera Dama de la República, doctora Margarita Cedeño de Fernández, quien ha sido definida como mujer con muchas condiciones humanas.

“Estoy muy contenta de tenerlas ya entre nosotros llena de salud, sobre todo porque tenemos que reconocer que fue una operación sumamente delicada”, expreso con voz entrecorta, la doctora Cedeño de Fernández, dando reiteradas veces gracias a Dios.

Dijo que cuando conoció del caso, desde su despacho, puso todo el interés necesario “y aquí tenemos el fruto con la ayuda de Dios y las oraciones de este hermoso pueblo dominicano”.

HABLA MADRE.-

Por su parte, Lisandra Sanatis, dio las gracias a la Primera Dama de la Republica, al gobierno y al pueblo dominicano por las oraciones para que sus niñas hoy estén sanas y salvas en su tierra natal.

“Sin ese apoyo que recibí de la doctora Margarita Fernández y del pueblo dominicano, la intervención de las manos de Dios y los médicos que la separaron, hoy mis niñas no las tuviéramos en el seno de este hermoso pueblo dominicano “, sostuvo la madre de las niñas Teresa y María Teresa Tapia Sanatis.

“Todas las oraciones que este pueblo derramo, la asistencia en todo momento de la doctora Margarita Cedeño de Fernández, permitió que Dios se pusiera al frente de los médicos que realizaron la separación”, dijo evidentemente llorando la madre de las niñas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario