lunes, 7 de noviembre de 2011

“Estoy vivo porque arma contraria se encasquilló” .


Ramón Cruz Benzán
Santo Domingo/Listindiario.com

Ramón Emilio González Álvarez, afirma estar arrepentido de haberle quitado la vida de varios disparos al empresario Guillermo Moncada Aybar en un parqueo del residencial Xiomara del ensanche Piantini en esta capital, pero afirma que actuó en defensa propia

Entre llanto, González, quien tiene una hija de 14 años de edad, dos varones de seis y otro de 4, dijo que disparó todas las balas que tenía la pistola en contra del empresario en un momento de inconsciencia y se vino a enterar ahora, después que está encerrado en Najayo por culpa de esa situación. “Esto para mí y toda mi familia es una tragedia. Yo sé que fue un ser humano, que tiene hijo igual que yo”, se lamentó.

“Yo le disparé de una for-ma incontrolada totalmente, yo nunca me había visto en una situación así, en muchos años que estuve portando arma de fuego. Yo usaba la pistola como arma de protección, esto destruye mi vida y la de mucha gente.” dijo en tono lloroso González Alvarez.

Expresó que cuando le disparó a Moncada Aybar se quedó frizado en el tiempo y que ni se atrevió a voltear la cara, tras señalar que en ese momento llegó la hermana del hoy occiso, María Lina tomando su arma de fuego para dispararle.

Expresó que en ese instante reaccionó y trató de protegerse detrás de una camioneta estacionada en el parqueo del edificio para evitar ser agredido, pero María Lina tampoco pudo disparar, soltando luego la pistola y quedándose con el hermano que yacía en el pavimento.

Sostiene que sintió que la pistola era una amenaza, porque le podían tirar a él o a su madre, por lo que trató de tomarla, pero que el cuñado de Moncada que estaba recostado sobre el cadáver, también trató de tomarla. “En ese momento la pistola me la eché en un bolsillo”.

Relató que en ese instante llegó una persona que trabaja en la esquina diciéndole que era oficial de la policía y lo tomó por un brazo llevándolo al destacamento del ensanche Naco.

Rechazó de manera categórica que rematara al empresario después que estaba muerto. “”yeme, un hombre que acaba de conocerlo hace segundos, que yo no tengo nada en contra, ni tampoco motivo, cómo va hacer eso”, indicó.

Dijo que la hermana del hoy occiso llegó en una for.ma muy airada y provocadora, y empezó a agredir a su padre.

Manifestó que él estaba en el medio, tratando de controlar a su padre que tenía la intención de irle encima a la señora, porque ella estaba insistiendo en provocarlo, a pesar de que había llegado el esposo de ella y la estaba tratando de calmar.

Dijo que en el forcejeo su padre le dio un empujón fuerte y entonces él empujó a la señora, pero para evitar que su padre la agrediera, a quien definió como un hombre enfermo, de 78 años, terminando hace muy poco un proceso de radioterapia.

“La señora no fue un golpe que le he dado, yo la he tumbado sin querer porque he tratado de evitar que pase esto”, adujo González entre llanto.

Explicó que tiene 14 años viviendo en un edificio de apartamento donde también residen sus padres en la primera planta, y su suegra en el segundo y él en el tercero.

Señaló que su padre acababa de llegar del cementerio muy triste y se puso molesto porque le ocuparon su parqueo, ya que si fuera el de él no se molestara porque lo han hecho muchas veces y no ha protestado ni una vez.

Narró que luego de ese incidente subió al apartamento y que cuando se estaba poniendo la camisa, luego de tomarse el café en el balcón, vio que su padre bajó por lo que él bajó también para ver si era que iba a discutir con alguien.

Sostuvo que de repente escucha que le dicen González y procede a voltearse viendo que viene un señor rápidamente corriendo para encima de él, sacando una pistola.

“Yo no supe qué hacer porque nunca me había visto en una situación así de esa envergadura, yo nunca había visto a ese señor. Me está apuntando con una pistola en la cara, entonces yo me petrifiqué, yo inicialmente no atiné a hacer nada, él hace intento de dispararme y ahí es que reacciono”, adujo González.

Sigue narrando que el hoy occiso no pudo disparar porque se encasquilló, por lo que trata de encontrar su arma de fuego, logrando sacar un celular, “él me pudo haber matado porque pasaron unos segundos y yo no encontraba la pistola, hasta que la encontré, y pasó esta desgracia”.

“No te puedo decir qué pasó en ese momento, pero tengo pendiente que tengo a mi hija ahí, y que tengo a mi madre justo detrás de mí. Yo no salí corriendo porque si lo hago dejo a mi madre”, enfatizó el imputado.

Dijo que trabaja y que tiene su récord de la empresa donde laboró. Es comerciante, crió novillos por 14 años. Tiene una finca. Hace negocio de todo tipo, es asesor de alguna compañía en el área financiera. Licenciado en economía y ha trabajado en venta y mercadeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario