miércoles, 16 de noviembre de 2011

Ex siamesa presenta líquido en pulmones


Doris Pantaleón
Santo Domingo/Listindiario

Teresa María, una de las recién separadas siamesas dominicanas, permanecerá por unos días conectada al respirador artificial debido a que aún presenta algo de líquido en los pulmones, mientras María Teresa continúa respirando espontáneamente.

No obstante, el equipo de médicos que le atiende en el Children’s Hospital de Virginia, de Estados Unidos, asegura no estar preocupado por esa situación y espera poder quitarle los tubos a la niña en un par de días. Teresa María presenta además una irritación en la piel.

De acuerdo al último informe ofrecido por los médicos, María Teresa, a quien le quitaron los tubos durante el fin de semana, está progresando bien y de manera constante.

El doctor David A. Lanning, capitán del equipo de médicos que el pasado lunes 7 de este mes realizó la cirugía de separación que se extendió por más de 20 horas, explicó que Teresa María aún tiene un poco de líquido en los pulmones. Dijo que después de una revisión junto al doctor Claudio Oiticica se llegó a la conclusión que Teresa María pudo haber tenido un virus de gripe antes de la cirugía que es lo que le está causando el líquido en los pulmones.

Informó que en cuanto a la incisión que presenta Teresa María, el doctor Oiticica llegó a la conclusión de que ella no tiene una infección, sino más bien una irritación de la piel.

Señala que las niñas van por buen camino y todo va como se esperaba.

Las siamesas, de un año y siete meses, son hijas de Lisandra Sanati y Marino Tapia, quienes viven en la empobrecida comunidad Los Botados, de Boca Chica, del municipio Santo Domingo Este, y nacieron el ocho de abril del 2010 en el hospital Luis Eduardo Aybar de la capital.

Fueron sometidas a una cirugía de separación que duró más de 20 horas y en la que participó un equipo de 15 médicos, previamente habían sido sometidas a un proceso de tratamiento.

(+)
PROCESO PREVIO A LA SEPARACIÓN

Las niñas nacieron con sus cuerpos unidos por el abdomen y compartiendo el hígado y parte de los intestinos.

Viajaron el pasado 31 de agosto pasado al Children’s Hospital de Richmond, de Virginia, Estados Unidos, enviadas por el Despacho de la Primera Dama. Desde esa fecha fueron recluidas en ese centro y sometidas a diferentes tratamientos preparatorios para la cirugía de separación, a los cuales respondieron muy bien.

El pasado 19 de septiembre le fue implantado un balón en el Virginia Commonwealth University (VCU) para iniciar el procedimiento de la expansión de tejido fino, el cual consistió en insertarles a las niñas un globo debajo del lado derecho del tórax.

No hay comentarios:

Publicar un comentario