viernes, 4 de noviembre de 2011

Un año de prisión preventiva para el hombre que mató a otro por un parqueo .


Ramón Cruz Benzán/Listindiario
Santo Domingo

El Juez de Atención Permanente del Distrito Nacional dispuso ayer el envío a la cárcel de Najayo por un año en contra de un hombre que mató a un empresario de varios disparos por un parqueo en el residencial Xiomara del sector Piantini.

El juez Ernesto Edward dispuso el envío a prisión de Rafael Emilio González, acusado de la muerte del empresario Guillermo Moncada Aybar, hasta tanto el ministerio público concluya con la investigación.

El tribunal acogió la solicitud de medida coerción presentada por el fiscal adjunto Moisés Cordones, del Departamento de Crímenes y Delito. En la vista los abogados Ernesto Soriano y Nolasco Rivera pidieron rechazar la solicitud de prisión y otorgar presentación periódica o garantía económica alegando legítima defensa. En el tribunal, González Álvarez dijo que no sabe cómo fue que le hizo los disparos y que Moncada Aybar le iba a disparar pero que se encasquilló el arma.

Al tomar su decisión, el juez alegó que el imputado reside en el mismo edificio que la víctima y que si lo dejaban libre podría producirse un enfrentamiento. En la vista, los abogados de la parte acusadora, Semiramis Olivo de Pichardo y Nicolás Fabian, pidieron un año de prisión preventiva bajo el alegato de que el acusado cometió el hecho sin mediar palabras y tenía antecedentes de mala conducta en la relación con sus vecinos, por lo que casi todos los residentes del lugar acudieron al tribunal a darle apoyo a los familiares de la víctima.

El acusado negó hoy que fuera una persona agresiva como afirman los moradores del condominio.

González dijo que en el momento en que dio muerte al empresario “perdió la visión” y que se vio precisado a disparar porque éste sacó su arma. El imputado, esposado con las manos en el rostro para que los medios de comunicación no le tiraran fotos ni le grabaran, dijo que en una situación así cualquiera pierde el control y que se siente arrepentido de lo que sucedió.

Rechazó que cuando ocurrió el incidente haya tirado en el suelo a la hermana de la víctima y que también agrediera al vigilante del condominio.

“Yo no soy una persona agresiva. En ese hecho yo perdí la visión, no supe de mí, no sé lo que me pasó y me siento arrepentido de lo que pasó”, dijo.

La segunda planta del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva estuvo abarrotada de familiares y amigos tanto del imputado como de la víctima.

Zaida González Álvarez defendió la integridad de su hermano. Dijo que no es una persona agresiva y que él no toma porque tiene una úlcera sangrante.

Dijo no entender por qué los residentes del condominio dicen que es una persona agresiva cuando su hermano es todo lo contrario.

Hermana víctima

De su lado, Maria Lina Moncada Aybar, hermana de la víctima, dijo que espera que se haga justicia y que el imputado es una persona agresiva que en una ocasión anterior también la había agredido.

Moncada Aybar fue quien solicitó la ayuda de su hermano luego de que se iniciara la discusión con González Álvarez y su padre por el parqueo.

Explicó que es administradora del condominio donde se produjo la tragedia y mostró a los medios de comunicación los dos brazos en los que se observan los moretones que le provocó González Alvarez al momento del incidente. Dijo que también en al pierna tiene moretones que se los produjo cuando éste la empujó. Rechazó que su hermano sacara un arma de fuego como dijeron González y su hermana. Aseguró que tanto González como su hermana son agresivos. Dijo lamentar la situación porque los hijos de él son menores y no tiene que ver con eso.

Los vecinos declararon ayer que González ha protagonizado varios incidentes con moradores del residencial y que cuando le disparó a Moncada este último no había sacado el arma. Señalaron que Moncada recién había llegado y sólo le preguntó si él, González, había empujado a su hermana.

El incidente se originó porque un profesor que estaba en la casa de la hermana de la víctima ocupó un parqueo del padre del victimario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario